Bebidas light, mitos y realidades

Imprimir Imprimir

enero 31, 2013

Mariné Díaz Lara

La venta y consumo de las llamadas bebidas light ha aumentado considerablemente en México, pasando de un 15 por ciento que representaban hace 10 años, a un 37 por ciento.

Según la Asociación Nacional de Productos de Refrescos y Aguas Carbonatadas, los mexicanos demandan este tipo de bebidas porque las consideran saludables; sin embargo, según la nutrióloga Eva Carbajal, esto es un mito, ya que el consumo habitual de estas bebidas puede tener riesgos para la salud.

Según la especialista, las bebidas light “son aquellas bebidas con edulcorantes artificiales con un contenido de calorías muy bajo, los cuales son utilizados para endulzar las bebidas.
Es importante hacer mención de que estos edulcorantes poseen un sabor más potente que el mismo azúcar”.

¿Tiene algún beneficio consumirlas? –se le preguntó- “Beneficio como tal, no tiene, aunque su consumo es menos grave que ingerir bebidas con grandes cantidades de azúcar y calorías.

“Lo más recomendable es tomar agua natural o incluso té o agua de frutas sin azúcar”, refirió.

Sobre los problemas que conlleva la ingesta de estas bebidas, Carbajal López señaló que “el problema en México es la alimentación en general basada en altos niveles de grasa y harinas. El consumo en paralelo de un edulcorante artificial como el que contienen las bebidas light y un alimento con estas características –grasa y harinas- puede acelerar la absorción de azúcar en el cuerpo.

“Cuantas veces hemos visto a personas que piden su orden de tacos o su hamburguesa con una Coca Light o Coca Zero al lado… da risa, pero es pésimo para la salud. La gente piensa que lo ‘light’ también es quema-grasa”, dijo.

“Esto, aunado a que no estamos acostumbrados a hacer ejercicio y las calorías que quemamos, en comparación con las que consumimos son mínimas, son bombas de tiempo y que ahora vemos reflejados en que somos el país con mayor índice de obesidad en el mundo”, agregó.

“Lo ideal sería tener unos correctos hábitos alimenticios, con una dieta balanceada que integre frutas, verduras, leguminosas y proteínas de origen animal”, refirió.

 

Problemas en la salud

azucar
azucar
Estudios recientes se ha observado que en personas que ingieren alimentos o bebidas dulces, como las de dieta, pueden tener alteración en sus preferencias alimenticias, por lo que crean desagrado por las verduras”.

Sin embargo, el consumo habitual de bebidas dietéticas puede conllevar a problemas más graves como diabetes e hipertensión.

El consumo de edulcorante artificial con un alimento convencional puede acelerar la absorción de azúcar en el organismo y, a su vez, un aumento en la secreción de insulina lo que puede afectar la glucemia, que puede derivar en un problema mayor como la diabetes

Las bebidas de dieta y refrescos en general pueden estar asociadas con la hipertensión, la cual es un importante factor de riesgo en ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y enfermedades renales; debido a que la cantidad de sodio aportada por los refrescos light es de 70mg por ración, mientras que la de los refrescos azucarados es de 78mg – información que se puede leer en las etiquetas de los mismos refrescos-; mientras que la cantidad de sodio recomendada por la Organización Mundial de la Salud es de 2400mg al día, se ha reportado que la población mexicana duplica dicho consumo.

Asimismo, según este estudio, publicado por la revista digital International Journal of Obesity, al consumir un producto dulce sin calorías, como las bebidas light, el sistema nervioso alerta la necesidad de ingerirlas, y suele exteriorizarlo con demostraciones de ansiedad, generalmente satisfechas con comida

 

Comentarios

Comentarios cerrados.